375 

El kakemono (掛け物), en el arte japonés, es un objeto que se cuelga de la pared, generalmente una pintura o caligrafía. Se cuelga de forma alargada en sentido vertical, en un muro o en el interior de un tokonoma. El soporte sobre el que se realiza la obra de arte puede ser de papel o seda. En sus extremos se encuentran unos cilindros fijos, llamados jiku, que ayudan a mantener su superficie tersa y plana, al tiempo que permiten que sea enrollado para su almacenaje.

Inicialmente el kakemono se colgaba en una posición central en el interior de la sala principal de un templo zen (butsuden), el principal edificio de un santuario budista (hondou) o en la partición de una de las paredes principales. Los kakemono también se situaban en las paredes de otras salas del butsuden y, posteriormente, en las residencias de los nobles o de gente acomodada. Con el establecimiento del estilo residencial palatino de la arquitectura shoin, el kakemono encontró su situación definitiva en el tokonoma, donde la imagen del rollo colgado y de la fornícula se complementan la una a la otra.

En la actualidad los kakemono pueden contener caligrafías y pinturas de todo tipo de género.

Este Kakemono está rodeado de una fina seda. En el papel se ha escrito un sutra. La figura central es el Bodhisatva del amor y compasión Kannon (Avalokitesvara en sánscrito). Los sellos que aparecen sobre toda la superficie de este Kakemono habrían sido estampados en los lugares de peregrinaje en la ruta de templos que realizó el dueño y portador de este Kakemono. Tanto el trabajo en la seda como en la pintura es exquisito.

Material: Caja de madera, seda, papel con tinta y metal para las terminaciones de la barra.

Tamaño: 69,5x8x7,5 (caja), 201×61 cms 

Origen: Japón

Antiguo

 

1 disponibles

¿Quieres saber cuánto te costará el envío? Añade el producto al carrito y podrás usar la calculadora de envíos en el siguiente paso.
REF: AT14009