5.500 

Malayer es un gran pueblo situado entre las principales zonas de tejido de Hamadán y Sarouk, en el noroeste de Persia. La pequeña ciudad de Malayer está situada a unos 80 kilómetros al sureste de la ciudad de Hamadán. En Malayer y las pequeñas aldeas que la rodean, la producción era casi exclusivamente de pequeñas alfombras antiguas y pasilleras hechas por tejedoras individuales en el siglo XIX y principios del XX. En algunos de los pueblos más grandes se tejía un número muy limitado de alfombras persas más grandes, de hasta 3 metros por 3 metros, a nivel familiar. Las alfombras antiguas de gran tamaño se ven muy raramente y se tejían por encargo.

Malayer y los pueblos de los alrededores produjeron algunos de los tejidos más decorativos de los pueblos persas. Cada alfombra oriental de Malayer es distinta, ya que los tejedores han recurrido a un gran conjunto de diseños, invirtiendo mucha originalidad en su creación. Las alfombras Malayer se construyen normalmente sobre bases de algodón y son ejemplos de verdaderos diseños Herati.

Las alfombras Malayer suelen presentar colores intensos y diseños integrales con motivos tradicionales. Los tejedores son conocidos por su amplio repertorio de diseños que utilizan tanto tonos neutros como colores vivos. El pelo de estas alfombras suele ser corto para resaltar los detalles del diseño.

Las alfombras Malayer son versátiles y pueden utilizarse en una gama de estilos de diseño contemporáneo o en una habitación con muebles tradicionales.  Las alfombras persas son la base de los diseños de habitaciones contemporáneas, donde añaden color y un punto focal.

Las alfombras Malayer tienen un aire tribal, pero también son equilibradas y crearán esa misma sensación en todo el espacio. Están hechas de lana duradera y tienen un tacto y una textura suaves. Los diseños reflejan el mundo que les rodea con motivos tradicionales y combinaciones de colores con una historia que se remonta a siglos atrás.

Como eran producciones de pueblo, no es muy común encontrar tamaños grandes. Esta alfombra malayer de alrededor de 1870 tiene un raro e inusual borde ancho amarillo. El motivo central se denomina Herati. Una pequeña zona de pelo bajo donde la urdimbre y la trama están expuestas. Por lo demás, está desgastada uniformemente. Todos los tintes son naturales, destacando el amarillo del borde y un azul turquesa.

Material: 100% lana de oveja hilada a mano

Tamaño: 290×210 cms 

Origen: Malayer, Noroeste de Irán

Tejido en los años 1870

Hay existencias

¿Quieres saber cuánto te costará el envío? Añade el producto al carrito y podrás usar la calculadora de envíos en el siguiente paso.
REF: A2209011